¿Buscando ideas para decorar las paredes de tu casa y lograr que queden atractivas? Empapelar con estampados geométricos es una solución perfecta que, además, es tendencia. Las telas y papeles pintados que recuerdan a los años 60 y 70 están de moda, si bien es cierto que, colores y diseños se han suavizado, creando efecto de tono sobre tono para que sean fácilmente combinables y no pasen pronto de moda.

Gancedo, siempre con las últimas tendencias, acaba de lanzar Malibú, la segunda colección de papeles pintados que presenta la firma textil, en este caso, con diseños que recuerdan a los estampados wallpaper que decoraban las paredes de la década de los años 70. Insectarium, diseñada por Guille García-Hoz, fue la primera.

Sin miedo a romper con los convencionalismos y añadiendo detalles geométricos, étnicos, de espiga o psicodélicos que generan sorprendentes efectos visuales, los estampados juegan un papel principal en esta nueva colección que desborda la imaginación.

La inspiración

Las playas de California y sus lujosas casas de los años 70, han sido la inspiración de esta colección de papeles pintados que nos trasladan al glamour de Hollywood de aquella década. Son revestimientos de tejido no tejido (TNT), ignífugos, que permiten una fácil instalación y mantenimiento.

¿Te atreves con una vuelta a los años 70? Los motivos geométricos psicodélicos en las paredes es primordial: grandes estampados geométricos que se repiten. Sobre estas líneas, el modelo Venice. Recuerda que es importante tener cuidado a la hora de combinar diferentes estampados en una misma estancia para evitar que el conjunto quede demasiado estridente. Lo ideal es alternar papeles estampados con tapicerías lisas en la misma gama de color.

En tonos suaves, fáciles de combinar

En cuanto a la gama de color, los diseños de la colección Malibú mantienen la divertida transgresión de la época, pero volviéndose más sutil y combinable, así, destacan el azul marino, los grises, diferentes gamas de rosa, violetas, verdes o topo sobre un fondo blanco, todos ellos envueltos en tonalidades suaves que, coordinados entre sí, dibujan las formas que nos seducen, inspiran y admiten una perfecta combinación con elementos de decoración de carácter más contemporáneo.

En interiores en los que predominen las maderas claras, con una pared decorada en colores cálidos en tonos pastel con beis y crudos en motivos geométricos, se conseguirá transmitir sensación de dulzura. Sobre estas líneas, el modelo Malibú, que da nombre a la colección.

Los colores fríos en tonos pastel combinados con blancos y neutros en dibujos geométricos es una opción ideal para conseguir ambientes elegantes y serenos.

No importa que el diseño sea de lo más rompedor si la gama de color es tranquila. Como el dibujo del modelo Beberly Hills; curvas en formato XXL, en gamas de azul y beis.

Para no saturar, funcionará  bien empapelar sólo una pared y equilibrar luego el resto pintándolas en un color que contraste absolutamente, o en un tono que armonice en gama con el papel.

Diseños que encajan en cualquier propuesta decorativa

Las paredes decoradas con estampados geométricos no son exclusivas de decoraciones vanguardistas. En interiores clásicos o de estilo rústico, un frente decorado con motivos geométricos ayudará a poner un puntito moderno en la decoración, además de dotar de personalidad a la estancia. Sobre estas líneas, el modelo Sacramento.

Curvas, triángulos y líneas paralelas y perpendiculares se convertirán en puntos focales de la decoración y te ayudarán a lograr interiores modernos, personales y únicos como esta zona de trabajo, decorada con el modelo Long Beach.

Como ves, en Gancedo seguimos inspirando decoración y vibramos con la energía que reflejamos en nuestras creaciones.