Japón está de moda. Seguramente hayas oído hablar del wabi-sabi y del japandi, dos tendencias que arrasan en interiorismo y que tienen en común la predilección por los ambientes minimalistas y los materiales naturales. En realidad, más que dos estilos decorativos son dos filosofías de vida que apuestan por el bienestar y la armonía. Lo que en nuestras casas se traduce en crear interiores en los que reine la paz, donde nos sintamos cómodas, protegidas y a gusto. Para lograrlo, nada como los objetos que cuentan una historia, los diseños geométricos, los colores neutros y lo artesanal. Requisitos que reúnen los textiles de Kimono FR, tejidos que, con su colorido y simbolismo, nos trasladan a la exótica atmósfera japonesa y nos ayudan a crear espacios calmados.

Porque cuenta una historia…

La nueva colección de Gancedo toma su nombre de la prenda de vestir tradicional japonesa, el kimono, y de los múltiples patrones con los que se diseña esta vestimenta. Combs, Uroko, Yagasuri, Obi y Shima se llaman los 5 modelos diferentes que conforman Kimono FR.

El kimono es el vestido japonés por excelencia y se mantuvo en uso hasta bien entrado el siglo XX. Vestía igual a niños, mujeres u hombres y su diseño, color y tejido, variaba en función de la ocasión en la que se llevara, pero también según el sexo o la edad. Es una prenda que envuelve el cuerpo de la persona y que se ciñe a la cintura mediante el obi, un cinturón en forma de faja.

Por sus diseños geométricos

Si buscas crear interiores que destaquen por su riqueza cromática y diversidad de texturas, la colección Kimono FR es perfecta. Está formada por 5 patterns, todos geométricos, que podrás combinar sin miedo a recargar el ambiente. A la hora de mezclar patrones, la clave está en jugar con una paleta pequeña –no más de tres o cuatro colores diferentes- y en alternar motivos grandes, medianos y pequeños.

Los diseños de Kimono FR son: Obi (1), un jacuard de rayas con una impecable puntada en diferente combinación de colores; Combs (2), finos rombos en zigzag; Yagasuri (3), líneas diagonales dibujan la forma de una pluma; Uroko (4), un conjunto de pequeños triángulos simétricos que generan un delicado efecto visual a base de ligeras curvas rayadas de tejido y relieve en chenilla; y Shima (5), también una raya de Jacquard trazada en líneas finas y gruesas que aportan volumen al tejido.

También es recomendable añadir tejidos lisos de tonos neutros o en los mismos colores que el diseño geométrico para aligerar el peso visual. 

La colección Kimono FR incluye un tejido liso Monpe (izquierda) y sus diseños geométricos y de rayas combinan muy bien con las chenillas de Los Andes FR (derecha).

Los patrones geométricos de Kimono FR son ideales para poner un punto de acento en las cortinas, los cojines o en un sillón: detalles o piezas escogidas con mimo para realzar la decoración y enriquecer espacios despejados.

En los colores de la naturaleza

En esa línea con la estética oriental que busca crear ambientes tranquilos y sosegados, en la colección Kimono FR encontramos colores con tintes neutros: terrosos como el teja, combinado con beis; mostaza con negro; verde bosque, azul marino, tabaco o gris, todos ellos sobre un jaspeado natural. Colores potentes y bien definidos.

En cuanto a los tejidos, se trata de un jacquard realizado en hilo de chenilla 100% poliéster FR (Fire resistant), con un tacto amoroso y una caída delicada, que lo hace muy apropiado también para cortinas.

El valor de lo artesano

Para esta colección, Gancedo ha contado con la estrecha colaboración de la diseñadora de sombreros Eli Urpí, quien suele utilizar telas de esta firma –tejidos de Morris & Co., pasamanería de Galón-Gancedo…– para confeccionar algunos de sus kimonos o sombreros. Un trabajo completamente artesanal que le da un valor inigualable al conjunto y que es fiel reflejo de su cuidado por el detalle.

Con este carácter exclusivo, la sesión de fotos de Kimono FR tuvo lugar en un entorno privilegiado: la casa taller de la diseñadora, emplazado en pleno barrio gótico de Barcelona, junto a la catedral, lugar donde se abren las puertas de su showroom.

Las tiendas Gancedo de Madrid y Barcelona serán el escenario donde sus kimonos y sombreros cobrarán vida este otoño, dando así la bienvenida a la nueva temporada.