El pasado mes de enero, coincidiendo con la Semana de la Moda de Madrid, se celebró la VIII edición del festival de moda urbano Madrid es Moda, organizado por la Asociación Creadores de Moda de España (ACME). Durante dos semanas, la capital ofreció moda para todo tipo de gustos y tuvimos la oportunidad de asistir a numerosas actividades y eventos, además de descubrir escaparates especiales y rutas por museos. Todo con el diseño y la creación española como protagonistas y con la voluntad de acercar la fashion week a un público más amplio.

 

Moda y decoración

En esta edición de “Madrid es Moda”, también pudimos comprobar la estrecha relación que mantienen el mundo de la moda y el de la decoración. Gancedo inauguró la exposición “La moda entre telas”, una muestra de los mejores trabajos de prestigiosos diseñadores de alta costura, cuyos diseños se funden en un todo con las telas de la casa Gancedo.

 

“En la exposición “La moda entre telas” hemos tratado de fusionar los textiles empleados en decoración con las telas que se utilizan en la moda. No olvidemos que moda y decoración textil tienen un nexo común, la tela. Sin ella no existiría la moda, la tela es la materia prima, el origen de todo”, explicaba Beatriz Gancedo, directora de marketing de Gancedo.

 

 

Las tendencias que vemos en las pasarelas de moda se repiten en las propuestas de diseñadores y fabricantes para vestir y decorar nuestras casas. Algo que quedó claro en los maravillosos ambientes recreados en la exposición «La moda entre telas» por Miguel Cruz Faber. El estilista coordinó cromáticamente las telas y los looks escogidos para que encajaran en perfecta armonía. El resultado fue una magnífica puesta en escena.

 

Modistos de la talla de Juan Duyos, Modesto Lomba, Roberto Verino, García Madrid, Miguel Marinero y Ulises Mérida, colaboraron en la exposición con diseños de sus últimas colecciones de la temporada Otoño-Invierno 2018-2019, mientras Gancedo escogió los terciopelos de la nueva colección Nómada; terciopelo de seda Chiffun, terciopelo gofrado de Artic y Los Andes FR (que es una chenilla ignífuga en zig-zag), además de linos de la nueva colección Tramuntana y texturas de la colección Smooth.

 

 

Fue, sin duda, una exposición única donde tuvimos la suerte de disfrutar de la riqueza de las telas y de reconocer la importancia que tienen los textiles tanto en el mundo de la moda como en el de la decoración.