EL BLOG DE PEPA CHIC

Alfombras naturales para ambientes cálidos y acogedores

Con el fin del verano, llega el momento de volver a la vida real. Se acabaron los baños en la piscina, las siestas, las sesiones de sol en la playa… No hay duda de que la “vuelta al cole” se hace cuesta arriba, pues es difícil dejar de pensar en lo que hemos disfrutado durante las vacaciones. Pero seamos realistas: hay que centrarse en el día a día, aunque eso sí, a ser posible rodeados de elementos que nos permitan seguir recordando el buen tiempo.

 

Las alfombras de fibra natural son, sin duda, uno de estos complementos textiles que encajan en cualquier época del año, y no sólo en verano. ¡Aprovéchalo! Es cierto que normalmente asociamos la temporada otoño-invierno con mullidas alfombras de lana que, por supuesto, tenemos razones para amarlas. Son suaves, calentitas, se adaptan a cualquier propuesta decorativa y, además, son más resistentes que otros materiales. Pero no son la única opción. Las alfombras de fibra natural con las que, quizás, este verano vestiste algunas estancias de tu casa, son también una opción perfecta. Lo vemos.

 

Alfombra liso natural de Gancedo

Aislantes

Las alfombras de fibra natural son perfectas para dar un toque de naturalidad y estilo a cualquier ambiente. Además, ahora que colocar dos alfombras superpuestas es tendencia, puedes ponerlas solas o combinadas con otros materiales. En cualquier caso, recuerda que las alfombras de fibra resultan un gran aislante, tanto del calor en verano como del frío en invierno. Arriba, alfombra de yute natural “Liso”de Gancedo.

 

Tendencia

Volvemos a una de las tendencias en decoración que cada día gana más adeptos: colocar alfombras superpuestas, una moda que, cómo es lógico, requiere de un cierto sentido de la estética. Además de acertar a la hora de combinar formas, tamaños y diseños, es importante utilizar alfombras planas, pues de lo contrario resultaría poco práctico a la hora de colocar muebles sobre ellas.

 

Por eso, las alfombras de fibra natural son una opción excelente, no sólo porque tienen poco espesor, sino también porque sus diseños y tonalidades naturales se adaptan como un guante a cualquier decoración y son muy fáciles de combinar con otros colores lisos y estampados. Lo ideal es colocar la alfombra de fibra como base y, encima, otro diseño estampado. Conseguirás un contraste espectacular. Sobre estas líneas, dos alfombras naturales de Gancedo: los modelos Rombitos” y “Trenzas”

 

 

Fáciles de combinar

Aunque normalmente las asociamos a interiores rústicos, las alfombras naturales encajan con cualquier propuesta decorativa, desde ambientes clásicos y actuales hasta los más modernos y vanguardistas. Según cómo estén trenzadas tienen un aspecto más sencillo o más sofisticado.

 

Sus tonos naturales son perfectos para recrear atmósferas armónicas, serenas y elegantes, aunque también es posible encontrar diseños teñidos con colorantes especiales para darle un toque más dinámico a la decoración. ¿Por qué no combinar fibras del mismo material, en dos tonos diferentes?

 

Arriba, dos alfombras de yute de Gancedo: los modelos “Trenzas y “Rayas Gris”

Diseños actuales

Además de los clásicos diseños lisos, Gancedo cuenta con una amplia variedad de alfombras trenzadas o tejidas siguiendo distintos patrones, como espiga o rombos. Sobre estas líneas, la alfombra de fibra natural “Rombitos”

 

Valora también la posibilidad de rematar tu alfombra de fibra natural con un ribete que, además de evitar que tu alfombra se deshilache, te ofrezca grandes posibilidades decorativas. Juega con el color del ribete y las cortinas o las tapicerías: puedes coordinarlos o buscar el contraste.

 

Visita nuestra web o acércate a cualquiera de nuestras tiendas para conocer la colección de alfombras de fibra natural de Gancedo. Son de yute 100% y están disponibles en dos medidas diferentes: 1,4 x 2 m y 2 x 3 metros.

2018-10-05T14:02:35+00:00