Estaréis de acuerdo conmigo en que la elección de telas y tapicerías es fundamental para conseguir el look que queremos darle a una estancia. Las posibilidades decorativas a la hora de vestir un ambiente son infinitas, y más aún cuando, gracias a los avances tecnológicos en la industria textil, podemos jugar al “mundo de las apariencias”. Sí, has leído bien, o dicho de otro modo: telas que no son lo que parecen.

 

¿Algodones o fibras vegetales? ¿Poliéster o lino? ¿Terciopelo o piel de potro? En Gancedo, además de contar con colecciones textiles que imitan otros materiales, tenemos texturas que simulan tejidos que no son. Sin duda, una muestra de que nuestro punto fuerte es la calidad y originalidad de los tejidos.

Tejidos que imitan fibras vegetales

Telas que no son lo que parecen

 

Telas que no son lo que parecen

 

Diseñada para la firma por el interiorista Serge Castella, la colección Port Lligat se sumerge en lo más profundo del paisaje de la Costa Brava a través de tejidos que imitan el esparto y el cañizo a la perfección (pero con un agradable tacto). Los modelos Cañas y Esparto, dos tejidos muy singulares, que imitan estas fibras naturales con tanta precisión que hay que tocarlos para comprobar que tienen el tacto suave y agradable del algodón.

Tejidos ignífugos que parecen lino

Telas que no son lo que parecen

 

Sakura es una colección diseñada especialmente para el canal contract: tejidos ignífugos, lavables y altamente resistentes a la abrasión, por lo que puede ser utilizada en hoteles. Realizada con fibras que imitan el lino casi a la perfección, algo hasta ahora no conseguido en un poliéster o acrílico. Y su tacto es especialmente agradable. Diseños inspirados en la naturaleza y en la indumentaria japonesa, en colores azules, verdes, corales, naturales… todos sobre un fondo beige. Gracias a la tecnología, se consigue una tela que en apariencia y tacto parece lino (una fibra natural y gustosa) pero que realmente está realizada con Trevira CS.

Terciopelos con un look futurista

 

Telas que no son lo que parecen

Telas que no son lo que parecen

 

Nuestra colección Future se compone de varios terciopelos metalizados con estampados que reproducen el aspecto de planchas de hierro, óxido, mármoles… Tienen un ancho de 1,40 m y son telas aptas para cortinas y tapicerías.

Linos que reproducen la apariencia de muros desgastados

Telas que no son lo que parecen

 

Telas que no son lo que parecen

 

Con un diseño muy sofisticado y vanguardista, The wall es nuestro homenaje a la caída del muro de Berlín: telas con un estampado inspirado en un muro desvencijado en el casco antiguo de cualquier ciudad. En su composición, mezclan lino, viscosa y algodón. Miden 1,40 m de ancho y son perfectas para cortinas y tapicerías.

Falsa piel de potro

Telas que no son lo que parecen

 

En nuestra colección Passion encontrarás terciopelos brillantes y con textura que imitan la piel de un potro. Es un tejido ignífugo, muy resistente al uso y a los lavados, que está disponible en 14 colores diferentes. Mide 1,40 m de ancho y es perfecta para cortinas y tapicerías.

 

Telas que no son lo que parecen

 

El decorador Manuel Espejo escogió la tela Passion Chocolate para tapizar los sofás y revestir las paredes de su “Loft in Love”, el espacio que proyectó en Casa Decor Madrid 2015. La combinación de este tono con los frentes pintados en azul turquesa fue todo un éxito.

 

¡Las apariencias engañan! Como ves, estas innovadoras colecciones de Gancedo tienen muchísimas posibilidades decorativas. Son telas con un diseño que se aleja de las decoraciones tradicionales. ¿Te atreves con ellas?