Telas y tapicerías marcan el estilo decorativo de una estancia. Por eso, es tan importante acertar en su elección. Lisas, estampadas, claras, oscuras, resistentes, lavables… Además de la cuestión estética, es importante saber qué tejidos son los más adecuados para tapizar un mueble. Si queremos que el tapizado dure el máximo tiempo en perfecto estado, escogeremos telas que soporten mejor el desgaste y que resulten fáciles de limpiar.

 

Hoy en día hay múltiples telas de algodón, algodón y poliéster, lino que son muy resistentes y la variedad es tan amplia que decidirse por un diseño concreto, no es nada fácil. A continuación, encontrarás 8 propuestas que seguro te ayudarán a acertar con las tapicerías de tu casa.

 

Tramuntana butaca_alta

Telas lisas en tonos oscuros

Una apuesta segura son las telas lisas en tonos neutros: son muy fáciles de combinar y siempre es posible animarlas con detalles estampados tanto en los cojines como en las cortinas. La colección Tramuntana de Gancedo es un ejemplo perfecto.

 

Los tonos oscuros tienen la ventaja de ser más sufridos que los claros, aguantan mejor el trote de la vida diaria, y consiguen un mayor protagonismo del sofá o sillón dentro de la decoración.

 

Tramuntana sofa_alta

Telas lisas en tonos claros

Seguimos con la colección Tramuntana de Gancedo, pero en este caso, en tonos claros. Tramuntana es un liso, lavado a la piedra, cien por cien lino, que encaja con cualquier propuesta decorativa y que está disponible en 11 colores de moda.

 

Las tapicerías en tonos blancos y pálidos aportan luz y amplían el espacio, lo que las convierte en una opción ideal para estancias pequeñas. Están muy de moda las texturas aterciopelados, telas cálidas y muy suaves al tacto, que pueden ser de algodón, lino, lana y poliéster. Cada una de estas fibras confiere un aspecto distinto al tejido.

 

gancedo

Combinar telas lisas y estampadas

¿Por qué no retapizar una butaca con dos telas diferentes, una lisa y otra estampada? La clave está en escogerlas en la misma gama de color. En este caso, se eligieron dos diseños de la colección Port Lligat, de Gancedo: Ciprés Lima y Celulosa II, un tejido en fibra de celulosa.

 

Me encanta el detalle de las chinchetas por el borde del tapizado para un look clásico renovado. En realidad, en la mayoría de los tapizados, las tachuelas se clavan sobre las grapas del tapizado para conseguir un acabado más cuidado y elegante, aunque también hay casos en los cuales la tela va grapada a la silla o butaca por dentro y se clavan las tachuelas como elementos decorativos.

 

Lilium FB Chair Focus_med

Mezclar estampados

Las tendencias en el mundo de la moda afectan de alguna manera en el diseño de interiores, y la mezcla de estampados que aparecen en las pasarelas se repiten en los muebles tapizados.

 

En este caso, se ha jugado con dos telas de la colección Sojourn Prints & Embroideries, de la firma Sanderson: Lilium, en la trasera, una mezcla de viscosa y lino, y Poppy Damask, algodón y lino con discretos estampados. Elegir dos estampados muy llamativos puede resultar cargante, por eso un print de grandes dimensiones funciona mejor si se acompaña de otro más discreto.

 

Poppy Damask FB Main DPS_med

Cómo combinar las tapicerías del sofá y de las butacas

Alternar telas lisas con diseños de texturas, colores y estampados diferentes aportará riqueza visual al conjunto. Para conseguir una mezcla suave y armónica, lo ideal es que tanto la alfombra como los cojines sean de un color que coordine con las tapicerías.

 

En este salón, telas de la colección Sojourn Prints & Embroideries, de Sanderson: Poppy Damask, en el sofá, y Starla, en la butaca y cojines.

 

Ian-Makin

Rayas y cuadros

Rayas finas, gruesas, bicolor, multicolor, raya diplomática, mil rayas, y también cuadros… Una de las claves para combinar estampados de cuadros y rayas es elegir siempre tonalidades similares. Eso sí, es aconsejable no combinar más de dos estampados diferentes o corres el riesgo de recargar el ambiente. Con cuadros y rayas será más que suficiente.

 

En la fotografía: colección Brittania, de Ian Mankin, en Gancedo; Oban Check, en las cortinas; Dundee Cream, en el sofá y rayas Regency Peony, en la mesa.

 

MYANMAR (13)

Grandes estampados

Para no recargar, reserva los estampados grandes para muebles auxiliares, como sillones o butacas, y complementos. Y no tengas miedo a mezclar distintos motivos, siempre que sean de la misma gama cromática. Eso sí, para aligerar, escoge una tapicería lisa para el sofá. Esta sillón lleva la tapicería Myanmar de la firma Voyage.

 

Liberty-Chesham Cabinet Collection - Curtains in Lady Kristina, Art House Blue, Wallpaper in Kristina, Music Room Blue, Cinema Seats in Lady Kristina, Film Noir - copia

Decorar con estampados florales

Grandes, pequeñas, estampadas, bordadas… las flores son el print perfecto para aportar un toque romántico y femenino a la decoración. Generalmente, las asociamos con decoraciones primaverales, pero lo cierto es que los estampados florales son un clásico que encaja en cualquier época del año.

 

Para muestra, la colección Chesham Cabinet, de Liberty London: telas y papeles pintados inspirados en tejidos de 1800, con preciosos estampados en una paleta de colores muy british.

 

En cualquier caso, si te ha quedado alguna duda sobre qué tapicerías son las más adecuadas para decorar tu casa, los profesionales que trabajan en nuestras tiendas te asesorarán en tu elección.