EL BLOG DE PEPA CHIC

Anni Albers, pionera del arte textil, en el museo Guggenheim Bilbao

Si hace unos meses os recomendábamos la exposición dedicada a la pintora y diseñadora de moda y textil Sonia Delaunay, en el Museo Thyssen de Madrid, esta vez nos interesamos en la exposición retrospectiva que el Museo Guggenheim Bilbao dedica a Anni Albers, figura clave del arte textil del siglo XX. Albers se distinguió por la originalidad de su trabajo pictórico y textil, y por su íntimo conocimiento de los materiales y técnicas de la tejeduría, un modo de producción casi tan antiguo como la humanidad.

 

La exposición “Anni Albers: tocar la vista”, que puede verse hasta el 14 de enero de 2018, reúne más de 180 obras textiles, dibujos y grabados de la artista alemana realizados a lo largo de sus 70 años de producción artística. La muestra, que ocupa las tres salas de la tercera planta que el Guggenheim dedica a los nombres fundamentales del siglo XX, refleja la fuerza de una artista cuyo pensamiento humanista y esencial tuvo gran influencia en el arte de su tiempo y en el de generaciones posteriores.

 

Exposición de Anni Albers en Museo Guggenheim Bilbao. Anni Albers: Tocar la vista.

Anni Albers en su estudio del Black Mountain College, 1937 – Helen M. Post

 

Anni Albers (Berlín, 1899-Orange, Connecticut, 1994) inició su carrera artística en la institución de vanguardia Bauhaus de Weimar (Alemania) en 1922, donde conoció a su marido, el pintor Josef Albers. Quería ser pintora y escultora, pero por problemas de salud orientó sus inquietudes artísticas hacia el textil –convirtiéndose en uno de los máximos exponentes de lo que hoy se conoce como arte textil–. Además, en la época en la que le tocó vivir era la mejor opción para las mujeres.   

 

Cuando la Bauhaus fue clausurada por el partido nazi en 1933, el matrimonio Albers se trasladó a Carolina del Norte, EE. UU., donde ambos fueron contratados como profesores de una escuela libre recién creada que se convertiría en referente de la modernidad norteamericana, el Black Mountain College.

Exposición de Anni Albers en Museo Guggenheim Bilbao. Anni Albers: Tocar la vista.

Izquierda: “Colgadura”, 1924. Algodón y seda. 168,3 x 100,3 cm.
The Josef and Anni Albers Foundation, Bethany CT. Foto: Tim Nighswander/Imaging4Art
Derecha: “Con verticales”, 1946. Algodón y lino. 154,9 x 118, 1 cm. 
The Josef and Anni Albers Foundation, Bethany CT. Foto: Tim Nighswander/Imaging4Art

 

Organizada en colaboración con The Josef and Anni Albers Foundation, esta exposición subraya el papel pionero de Albers en el renacer moderno del arte textil (Fiber Art). La muestra repasa sus primeros trabajos y estudios de diseños textiles en la década de los años 20 hasta los últimos a finales de los años 80 en Estados Unidos. Entre ellos, destaca la selección de tejidos pictóricos que creó en su madurez, para lo que recurrió a nuevos motivos gráficos, inspirados en escrituras antiguas.

 

La selección de piezas de su ciclo formativo en la Bauhaus y la Black Mountain College incluye dibujos preparatorios para textiles, así como numerosas muestras de su trabajo de investigación en torno a las nuevas tramas en tejidos simples y funcionales. La segunda parte recoge las obras de madurez que realizó una vez abandonó la Black Mountain Collegue. Albers formalizó sus teorías sobre el textil en escritos hoy día considerados fundamentales para entender la evolución del llamado «Fibert Art».  A finales de la década de los sesenta, Albers se centró en la investigación de los distintos campos de impresión gráfica, esencialmente serigrafías, litografías y ediciones «offset».

 

Exposición de Anni Albers en Museo Guggenheim Bilbao. Anni Albers: Tocar la vista.

“La Luz, I”, 1947. Lino e hilo metálico. 47 x 82,5 cm.
The Josef and Anni Albers Foundation, Bethany CT. Foto: Tim Nighswander/Imaging4Art.

 

Además de haber llevado a cabo innovaciones en el tratamiento de las tramas textiles y una permanente investigación de motivos y funciones del tejido, Albers logró posicionarse frente al papel dominante de la pintura a través de los textiles y el grabado, considerados “géneros menores” a pesar de su profundo calado en la historia humana. Fue clave en la redefinición del artista como diseñador, ofreciendo al público una mayor accesibilidad a la producción piezas artística.

 

Sus piezas recibieron la influencia de la cultura precolombina y la industria moderna a través de dibujos geométricos de carácter abstracto y el uso de combinaciones de tejidos. Trabajó con materiales tradicionales como el lino y el algodón, pero también utilizó otros más modernos como el hilo de metal.

 

Exposición de Anni Albers en Museo Guggenheim Bilbao. Anni Albers: Tocar la vista.

Izquierda: “Sin título”, 1963. Litografía. 46,7 x 62,2 cm. The Josef and Anni Albers Foundation, Bethany CT. Foto: Tim Nighswander/Imaging4Art
Derecha: “Muro XII”, 1984. Acuarela sobre serigrafía. 72,4 x 57,2 cm.  The Josef and Anni Albers Foundation, Bethany CT. Foto: Tim Nighswander/Imaging4Art

 

Merece la pena acercarse al Museo Guggenheim Bilbao para conocer a Anni Albers que, pese a ser una artista prácticamente desconocida para el gran público, fue pionera en el renacer moderno del arte textil, además de una pieza fundamental de la Bauhaus (allí dirigiría su taller de textil) y del Black Mountain College en EE.UU.

 

“Anni Albers: tocar la vista”.
Del 6 octubre de 2017 al 14 de enero de 2018
Museo Guggenheim Bilbao
Avenida Abandoibarra, 2
48009 Bilbao

2018-02-11T13:22:54+00:00